Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Robert Ferrer i Martorell. Transición al equilibrio

Robert Ferrer i Martorell. Transición al equilibrio


Lugar: Espacio Valverde, Madrid

Fecha Inauguración: 15 de diciembre a las 20h.


robert ferrer i martorell. Transición al equilibrio


ROBERT FERRER: CONSUME EL FUEGO LAS IMÁGENES

por

ALFONSO DE LA TORRE

 

Formas primeras, impasibles, herméticos poderes (…),
puertas y guardianes, abismo y arco tendido sobre el abismo. 
Pablo Palazuelo

         Puerta abierta a lo invisible, mas también encontrada con lo poético, referir las creaciones de Robert Ferrer i Martorell (Valencia, 1978) inevitablemente nos conduce, en esta morada del pensar, a un primer vestíbulo.    Estancia de luces quietas, salón de los pasos perdidos habitado por huéspedes nobles de la pintura de otro tiempo, pienso en la reunión de nuestros Mompó, Sempere o Ràfols Casamada, estirpe inmemorial de pintores poetas.  O en el Miró más concentrado: el que miraba la noche titilar en Normandía.  Delgadeces son los ritmos cromáticos de Alfredo Hlito, quien también habita esa estancia, con suspendido aire de tiempo moderno.    Estar bauhausiano, son Klee y su vecino Kandinsky y, desde sus pinares, una cofradía de geómetras y pintores claros, perseguidores de eso que hemos llamado el trabajo de lo visible.  Además de ciertos artistas citados en este texto, algunos nombres inevitables llegan a la memoria:  Carlos Cruz Díez, Sandu Darie,  Richard Paul Lohse-Stiftung, Tomás Maldonado, Alejandro Otero, Alexandre Wollner, entre otros.

        Y pensé también que estas puertas de Ferrer, tentadoras de lo invisible, abrían a otra estancia, donde reflexionaban Edmond Jabès e Yves Bonnefoy, poetas de la desnudez y la letargia, elogiadores de un mundo en suspensión habitado por calles desiertas.   Vates de la puerta abierta a las preguntas.  “Busqué el límite y encontré lo ilimitado.  Busqué lo ilimitado y encontré el límite”2, sentenciaba Jabès.      Y más portones, esta vez a otra estancia, donde Maurice Blanchot, con una mueca, se pregunta por la certeza del blanco, tal Ferrer en alguna de sus monocromías, tempestades blancas.

        Vibra la luz, con un cierto aire iniciático, evocador del hágase la luz3, y tarea del artista tentar esa suerte de incandescencia, recordando a Malevich cuando señalaba la luz era, justamente, la posibilidad de la revelación4, pintura devenida un medio de conocimiento del mundo, pregunta del saber.    Arte del pensar, el de Robert Ferrer, que nos ha detenido en el bulevar Saint Germain en ocasiones, chez Lina Davidov, frente a los extraños juegos de equilibrio de sus obras, danzarines formas sumergidas o estallantes en la transparencia, hilos o planos, exaltados círculos y cuadrados, formas en colores primarios viajeras allende la extensión de la obra, vibración poética de los signos entre la luminaria del espacio.   Devenidos tales espacios en luminiscentes, parecerían extensión embriagadora de la luz, fulgor antes que vacío, escarcha restallante en el largo día invernal.   Le recordé, sus puertas blancas, leyendo hace unos días a Georges Limbour, escribiendo de Klee: “Quand l’hiver glace sur les vitres un magnifique fond de cristal pullulant de prismes, d’étoiles, d’arbres aux rayonnements chargés de fruits et de fleurs”5.

        Se vincula Ferrer a una estirpe de artistas frecuentadores de lo transparente: “Vibra aún / cristalina / sonora / contracción”, escribirá Palazuelo6. Y, en palabras de Cirlot, en el Diccionario de Símbolos: “el «estado de transparencia» se define como una de las más efectivas y bellas conjunciones de contrario: la materia «existe», pero es como si no existiera, pues se puede ver a su través. No hay dureza a la contemplación, no hay resistencia ni dolor”7.
Ingrávido mundo plástico, líricas estructuras del aire en la herencia de Lazslo Moholy-Nagy, Francisco Sobrino, Jesús Rafael Soto o Georges Vantongerloo, entre otros.  Podría Ferrer firmar aquel mítico “Manifiesto” pergeñado por Auguste Herbin, en el ilusionado Paris de los cincuenta, que defendía la utopía de un espacio concebido desde la exaltación lumínica: “por líneas, formas, superficies, colores y sus relaciones recíprocas y, para la tridimensión, un cierto volumen animado por planos, volúmenes, vacíos, exaltando la luz”8.  O la elevación de las nuevas realidades que señala Sempere en esos años, constructor, también él, de misteriosos espacios poetizados, en forma de cajas luminiscentes: “el problema de la luz para ensanchar el horizonte de posibilidades del arte no figurativo (…) el elemento esencial es la luz.  Nace de la obra misma y llega al espectador con toda la fuerza de su presencia física, poetizada, materializada por planos simples y materiales coloreados o transparentes”9, dirá en otro “Manifiesto” que entrega en el Salón parisino de 1955, casi como un panfleto de la luz10

        Y pienso ahora que el aire de las construcciones de Ferrer está poblado por ese rumor poético, su tentativa de transición al equilibrio mas, también, por las tensiones que elevan las formas, devenidas energía y número.  Sabemos son los destinos del Cosmos, los mandamientos conjuntos: “ils rendent visibles, sur l’étendue mesurable de la toile ou du papier, les mandements conjoints -Énergie et Nombre- qui président aux destinées du Cosmos”11.    Erige Ferrer sus reflexiones tentadoras de la transgeometría, esto es, son búsqueda, el trabajo en torno a la propia palpitación de los signos que quedarán así, tanto revelados como acariciando la pregunta en torno a su posible inmediata consunción: “desvelar”, “misterio”, “extinción”, “silencio” o “huellas”, han sido términos planteados por este artista, habituado a territorios poblados de tránsitos e incerteza.

        Pensamiento en torno a los enigmas del espacio pictórico, desplazamientos y fingimientos que no esquivan, tampoco, su relación con el vacío siempre desde esa dimensión poética.     Parece tentar Ferrer la extensión del espacio, otrora transmutarlo plegándolo o doblarlo sobre sí, secciones o expansiones diversas, fragmentos viajeros en la ingravidez, construcciones trabadas como un cuidadoso forjador de transparencias que revelare el sueño de la agitada vida de las formas.  Puertas tal tránsito, pues pareciere encontradas con misteriosos espacios abiertos o  imponentes en su misterioso estar obscuro.    Es Ferrer, así, otro imaginativo introvertido, otro caballero de la soledad12, un creador también con algo de pintor gramático, tentador de la elevación de misterios, un artista silencioso frecuentador de un aire extraterritorial en su propuesta, pues siendo pintor de enigmas su mundo ordenado no cesa en plantear formas de aire paradójico que esquivan los meros juegos formales e indaga entrópico, más bien, en una suerte de aporía: en torno al fuego que consume las imágenes.    Ciertamente vinculado a algunos de nuestros artistas más líricos pero, a la par, con un aire de soberana independencia en su obra que subraya en el encuentro de lo medido con el aire de accidente.  Se eleva Ferrer del ras terrenal.  Como en el ciclo de sus De somnis, serie de Pablo Palazuelo en los noventa, las obras de Ferrer semejan ahora embargadas de una cierta letargia y los dispositivos de ensoñación parecen convocarse en algunas de sus puertas pues en ellas Ferrer se desvela como otro soñador de las líneas. 

        Sabida su querencia por la mención de lo invisible, su obra no sólo promueve la reflexión en torno al espacio pictórico, sino su ampliación allende la superficie de la obra, extensión de las preguntas que tientan la penumbra en múltiples direcciones.    Antisolemne, versos escritos con lo mínimo, reducido el color, deja Ferrer hablar a las líneas que, a veces, parecen elevarse en laberinto mas también, otrora, expandirse como declarada travesía, gozosa e imparable, imperiosa pareciere, a la tridimensión o, repentinamente, viajar al centro y concentrarse.    Línea, tal emblema del movimiento en el espacio, activadora por tanto de éste, mas también tentadora de la verdadera visión, ese extraordinario vehículo de energías que permita hacer visible lo invisible.  Un quehacer concentrado que subraya aquel reposar sobre la tierra y volar 13 que viera Grohmann en Klee.

        Me gusta recordar siempre, -ya saturado de poetas, acariciado por esta, también, letargia-otra-, que tentar el orden en el espacio indeleblemente sitúa a Ferrer bajo el signo de la malinconia, pues es la geometría un enigma, “exilio y meditación sobre el exilio”, decía Yves Bonnefoy14.  

 

NOTAS AL TEXTO

1. PALAZUELO, Pablo-ESTEBAN, Claude. Palazuelo. Paris: Éditions Maeght, 1980, p. 147.

2. JABÈS, Edmond. Citado por BENHAMOU, Maurice. En el catálogo Distances. Paris: Hospital de la Salpêtrière-Chapelle de Saint-Louis, 1981. 

3. Mención a la obra de Yaacov Agam, Que la lumière soit. Concebida para el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, VI/1967 (y a las hermosas imágenes de la « acción » de Hervé Gloaguen).

4. MALEVICH, Kazimir. La luz y el color (1923-1926).  Lausanne: Jean-Claude Marcadé-Sylviane Siger, Éditions  L'Age d'Homme, 1981.

5. LIMBOUR, Georges. Paul Klee.  Paris: “Documents”, nº 1, IV/1929.  Reproducido en: Georges Limbour. Spectateur des arts. Écrits sur la peinture. 1924-1969. Paris: Le Bruit du Temps, 2013, p. 43.

6.   PALAZUELO, Pablo. Pablo Palazuelo.  Inextinguible llama.  Poemas (Antología de Alfonso de la Torre).  Madrid: Ediciones del Umbral-Colección Invisible, nº 1, 2015-2016, p. 54.

7. CIRLOT, Juan-Eduardo.  Diccionario de símbolos. Barcelona: Labor, 1992 (la edición consultada), p. 152.  Publicado en Barcelona: Luis Miracle Editor, 1958.

8. HERBIN, Aguste. Premier Manifeste du Salon des Réalités Nouvelles. Paris, 1948.  

9. SEMPERE, Eusebio-SOLDEVILLA, Loló. Manifiesto. Paris, 8/VII/1955.

10. Lo entregó junto a Lolo Soldevilla (1901-1971) en el “Salon des Réalités Nouvelles” (Paris, 1955): “la luz –escribían- es el elemento esencial”, también reivindicaban el “diálogo poético”.  Está narrado, con mayor amplitud en: DE LA TORRE, Alfonso. Eusebio Sempere: Ida y Vuelta.  Valencia: IVAM, 1998, pp. 55 y ss.

11. ESTEBAN, Claude: Présence de Palazuelo. En:  Traces, Figures, Traversées.  Paris : Éditions Galilée, 1985, p. 219.

12. DE LA TORRE, Alfonso.  Pablo Palazuelo: el caballero de la soledad.  Madrid: Galería Fernández Braso, 2016.

13. GROHMANN, Will. Paul Klee (1879-1940).  Paris : Flammarion, 1955, s/p.

14. Citado por: CLAIR, Jean. Maquinismo y melancolía en la pintura italiana y alemana de entreguerras.  En: Malinconia.  Madrid: Visor, 1999, p. 90.

 

Agradecemos a Alfonso de la Torre la autorización para reproducir el presente texto.

Add a comment (0)

Robert Ferrer i Martorell: Luz Negra

Robert Ferrer i Martorell: Luz Negra

Espacio Valverde

Inauguración 12 de febrero a las 20,30h

entrevista 10 + una.robert ferrer i martorell.luz negra.espacio valverde


Robert Ferrer i Martorell (Valencia, 1978) es un artista multidisciplinar que domina la instalación, la escultura y la creación plástica en un diálogo escenográfico, generador de simbolismos y artífice de objetos artísticos cuyo sentido completa la mirada del espectador. A menudo condensa en cajas de metacrilato ancladas sobre pared ambiguas y fascinantes abstracciones elaboradas a partir de materiales como papel y lona en colores vistosos, planos, amables, que rezuman vitalidad, combinados en composiciones subjetivas irrepetibles. Planos independientes, superpuestos o entrecruzados obligan a detenerse frente a su obra y descubrir que el proceso por el cual la luz incide en su superficie no es baladí si no parte imprescindible de la obra desde el principio calculada por su autor.  Se trata de un efecto sublime que vincula arte, diseño y arquitectura en un mismo trabajo.

La geometría fractal obedece a una matemática dinámica, arquitectónica, del constante fluir, en ese sentido el universo de Robert Ferrer i Martorell podría interpretarse como un caos controlado de figuras hermosas y estéticas en una dimensión fractal aumentada a nuestro alcance. El artista se expresa a través de la luz, tanto en sus piezas independientes como en sus instalaciones donde los elementos que coloca en puntos estratégicos flotan mágicamente inundando un espacio cada vez más rebosante de luminosidad. Formas predominantemente circulares, cuadrados imperfectos e ilusiones ópticas en diámetros absolutos guían al visitante desde la fachada exterior dividida por una resplandeciente banda blanca hasta la sala. À la manière de un músico experimental bien instruido en la historia del arte Ferrer i Martorell fascina con una composición armónica y rítmica, un ejercicio de sinestesia sugestiva que mezcla geometrías, colores y efectos lumínicos a modo de melodía sintetizadora de los sonidos del entorno que propone experimentar con luz ultravioleta; un entorno singular como es la galería Espacio Valverde de Madrid, atractivo y complejo a la vez, arriesgado y con un brillo propio que esta exposición acentúa.

 

entrevista 10 + una.robert ferrer i martorell.luz negra.espacio valverde

 

Cuando uno visita el estudio de Brancusi tal y como lo dejó a su muerte según podemos ver en la instalación en la Plaza Beaubourg delante del parisino Centro Pompidou, encuentra obras inacabadas, algunas abandonadas, esbozos, restos… pero todo forma parte de un mismo proceso. Existe un constante diálogo, una ineludible relación de unas piezas con otras, motivo por el que probablemente el artista consideró indivisible la unidad del conjunto. Del mismo modo en la muestra de Ferrer i Martorell hallamos una interrelación de las piezas exhibidas en sala con la instalación que interviene la fachada Valverde 30 hacia el interior de la exposición. Los motivos de dicha instalación se traducen, se interpretan y se adivinan en las obras tan identificables y características de un artista cada vez más cotizado y reconocido internacionalmente. Su juventud y su bagaje dotan de frescura y coherencia en perfectas proporciones a la propuesta que aquí plantea como experiencia estética digna de ser vivida por un público ecléctico y de cualquier edad dispuesto a disfrutar de un arte sólido e inagotable.

 

Marisol Salanova

 


Add a comment (0)

Robert Ferrer i Martorell. Biografía

Robert Ferrer i Martorell. Biografía

Nacido en Valencia en 1978 vive y trabaja en Palma, Mallorca

 

Exposiciones individuales

2013

“ Dévoilant la matière “, Galerie Lina Davidov , Paris*

“Ritmes d´expansió”, Joan Oliver “Maneu” Galeria d’Art, Palma, Mallorca*

One Project.Art Madrid 13  Galeria Imaginart, Barcelona*

2012

“El silencio de la luz”, Galería Espacio Valverde, Madrid*

“Òrbites en construcció” Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca*

“L’ombre de chaque orbite”, Galería Lina Davidov, París*

“Llum en extinció”, Palau de la Música de València, Valencia*

2011

“Rastres de llum”, Can Prunera Museu Modernista, Soller, Mallorca*

2010

“Portrait intime du chaos”, Galería Lina Davidov, París

“L´abstracció del temps”, Joan Oliver “Maneu” Galeria d’Art, Palma, Mallorca*

“La memòria de la llum”, Galería Imaginart, Barcelona*

“El Misteri dels cicles”, Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca*

2009

Galería Giart, Gerona

2008

Galería Mediterrania, Palma, Mallorca

“Terra, cicles en equilibri”, CAM “La Llotgeta”, Valencia*

2007

Galería Mediterrania, Palma, Mallorca*

 

Exposiciones colectivas

2014

Feria AAF Maastricht. Paises Bajos. Stand Alicia Winters Galería, Arnhem.

Art Lima. Feria Internacional de Arte. Perú. Stand Espacio Valverde, Madrid.

Art Karlsruhe. Alemania. Stand Alicia Winters Galería, Arnhem.

Art Madrid’14. Stand Joan Oliver “Maneu” Galeria d’Art, Palma.

JustMad’5. Madrid. Stand Espacio Valverde, Madrid.

2013

Feria Casa Arte. Madrid. Stand Espacio Valverde

PINTA Art Fair.New York 2013.The Modern& Contemporary Latin American Art Show. Galería Espacio Valverde Madrid

“60 años de geometría”colección Arts Citerior  La Lonja de San Jordi,  Alcoy

Feria Internacional Art The Hague ARTI 2013 Stand Alicia Winters Galería

Galería Lina Davidov, París “Raul Herrera, Javier Pagola, Guinovart, Robert Ferrer i Martorell”

“Isleart” Real Academia Española en Roma. Institut Ramon Llull

Feria ArtMadrid’13
Stand Galeria Joan Oliver “Maneu” Galeria d’Art, Palma de Mallorca

Room Art 2013 – Espai XXI. Museu Centre del Carme Valencia

2012

L.O.M. “Conversations” Queen Street Gallery, Sidney

Feria Iberoamericana de Arte FIA XXI, Caracas, Venezuela. Stand Galería Imaginart, Barcelona

Berliner Liste Art Fair, Berlin. Stand Galería Imaginart, Barcelona

Spoon Art Fair Hong Kong. Stand Galería Imaginart, Barcelona

“Isleart” Galería Pall Mall Londres. Institut Ramon Llull

Feria Internacional Art The Hague ARTI 2012 Stand Alicia Winters Galería

Alicia Winters Galería “Luz, color…Silencio”, Arnhem. Holanda

Feria Internacional de Arte Contemporáneo ODEÓN, Bogotá, Colombia. Stand Galería Imaginart, Barcelona

“Illart” Forum Factory Berlin. Institut Ramon Llull

ArtMadrid’12
Stand Galeria Joan Oliver “Maneu” Galeria d’Art, Palma de Mallorca

Feria JustMadrid’3
Stand Galeria Addaya Centre d’Art Contemporani, Alaró, Mallorca
Stand Galeria Imaginart, Barcelona

2011

Feria Room Art Fair, Madrid. *
Stand Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca
Stand Galería Imaginart, Barcelona

“Premis Llum 2011”, Confederación Empresarial Valenciana, Valencia

Feria Internacional de Arte Contemporáneo ODEÓN, Bogotá, Colombia. Stand Galería Imaginart, Barcelona

“Llum” Tardor Art 2011, GGAC, Galería Imaginart, Barcelona

Galería Imaginart, Barcelona

Feria Internacional Foro Sur Caceres 11. *
Stand Galería Imaginart, Barcelona
Stand Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca

Feria Art Madrid´11.
Stand Galería Imaginart, Barcelona
Stand “Vinil”, GGAC, Barcelona
Stand Galería Joan Oliver “Maneu”, Palma, Mallorca

Feria JustMadrid´2. Stand Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca*

2010

Feria Cutlog 10, París. Stand Galeria Imaginart, Barcelona *

“Vinil” Tardor Art 2010, GGAC, Galería Imaginart, Barcelona

Feria Internacional de Arte Contemporáneo KIAF10, Corea, Seúl. Stand Galería Imaginart, Barcelona*

Feria Internacional de Arte Contemporáneo Swab10, Barcelona.
Stand Galería Imaginart, Barcelona *

“Imatges Raonades´10”, Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca

Joan Oliver “Maneu” Galeria d’Art, Palma, Mallorca

2009

“Paisatges, mirades contemporànies” Centro Municipal de Exposiciones de Elche, Alicante*

Feria Cutlog 09, París. Stand Galería Imaginart, Barcelona*
“Nit de L´Art’09”, Galería Addaya Centre d´Art Contemporani, Alaró, Mallorca

Premios “Manolo Valdés”, Valencia *

Premios “Rei en Jaume”. Ajuntament de Calvià, Mallorca

“XXXVI Premis Bancaixa de Pintura, Escultura i Art Digital”, Centro Julio González, Ivam . València*

“XII Premis de Pintura Fundació Mainel”, Galería Paz y Comedias, Valencia*

“X Premis Gestors”, Museu Centre del Carmen, Valencia*

Galería Ignacio de Lassaleta, Barcelona

“Premis Llum 2010”, Confederación Empresarial Valenciana, Valencia

2008

Premio “Art Jove”, Ses Voltes, Palma, Mallorca*

“XXXV Premis Bancaixa de Pintura, Escultura i Art Digital”, Centro Julio González, Ivam, Valencia*

“Blanc i Negre” Galería Ignacio de Lassaleta, Barcelona

 

Instituciones y colecciones públicas

Colección Jimmy Bellilty

Fundació Barceló

Colección Ars Citerior

Junta de Extremadura

Fundación Feval

Fundació Sabadell

Universidad Politécnica de Valencia

Ajuntament de Calvià, Mallorca

Ajuntament de Altura, Valencia

Palau de la Música de València

Belas Artes da Universidade do Porto, Portugal

Obra pública “L´Horta, Terra Nostra” Santiago de Cuba, Cuba

Ayuntamiento de Torrevieja, Alacant

Ajuntament d’Inca, Mallorca

 

Becas y premios

2011
Primer Premio “Arts Plàstiques”, Inca
Beca “Creadors En Residència” un proyecto del ICUB y el CONCA, Barcelona

2010

Accesit “Premi de pintura Fundació Barceló”, Palma, Mallorca

2009

Primer Premio de Artes Plásticas “Rei en Jaume”, Calvià, Mallorca

Primer Premio de Escultura “Manolo Valdés”, Valencia*

Mención de Honor “XII Premi de Pintura Fundació Mainell”, Valencia *

Seleccionado “X Premio de Pintura Col·legi de Gestors Administratius”, Valencia*

2008

Primer Premio “Art Jove”, Palma, Mallorca

2003

Beca “Art Visual Conselleria de Educació i Cultura”, Generalitat Valenciana

* Exposiciones acompañadas de catálogo



 

 

 

Add a comment (0)