Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

EXPONE: MONIKA BUCH. Entrevista a José Luis Martínez Meseguer

EXPONE: MONIKA BUCH

Entrevista a José Luis Martínez Meseguer, comisario de la muestra



Por Javier Martín

 

jose luis martimez meseguer 

 

Monika Buch (Valencia, 1936) inauguró el pasado 4 de mayo la exposición Monika Buch. Trayectoria. (1956-2018) una producción de Consorcio de Museos de la Comuidad Valenciana y la Fundación Chirivella-Soriano, en Valencia. Permanecerá abierta hasta el 9 de septiembre de 2018.

 

 

¿A qué se debe el título de la exposición?

Presentamos un proyecto a la convocatoria Trajectòries 2018-2020 de Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana. Como se hizo público y notorio, no quedó entre los cinco proyectos seleccionados, pero sí entramos en la posición dos de los proyectos de reserva, de las cincuenta y tres propuestas presentadas. José Luis Pérez Pont, gerente de Consorci, que como es habitual forma parte de los jurados -sin voto-, al verlo un proyecto adecuado a su línea, lo propuso a la Fundación Chirivella-Soriano dentro del convenio de colaboración que ambas instituciones mantienen, que lo aceptó. Me hicieron la nueva propuesta y aceptamos. Este proyecto se adaptó a la nueva sala e invitación. Se trata por tanto de una revisión del trabajo de Monika Buch, en sus sesenta años de quehacer artístico, cosa que considerábamos que encajaba perfectamente en la filosofía del concurso público.

 

Monika Buch. Trayectoria. (1956-2018) 

© Ángel García Catalá, 2018. Gentileza del autor.

 

 

 

¿Cómo se plantea esta exposición?

Hemos realizado una de las posibles agrupaciones de su obra en siete diferentes apartados, independientemente del año de su creación. A excepción de las piezas realizadas en los años de Ulm, que compondrían la formación, hemos reunido, sin considerar la cronología de su realización, en torno a varios apartados que creemos las agrupan. Un primer apartado con las obras lineales, geometría en estado puro; otro con las modulares, con la repetición; un tercero con las engañosas figuras imposibles o trampantojos -(de “trampa ante el ojo”)-; en ese mismo sentido estarían las obras óptico-cinéticas, que pretenden llevar el movimiento, su efecto, a la bidimensionalidad; las casuales, aquellas obras -en su mayoría collages- en que la repetición de un mismo módulo deja un cierto azar en el resultando según la carga de acrílico que conlleve el tampón utilizado para su realización; y por último, la denominada investigación, donde veremos todo ello en piezas cuya experimentación reitera a lo largo del tiempo y temas. No obstante hay intersecciones entre las obras, que podrían encajar algunas de ellas bajo varios de los siete epígrafes.

 

¿Qué le atrajo de la obra de Monika para mostrarla?

Pues en primer lugar, como alicantino, aprecio mucho la abstracción geométrica. He crecido con Eusebio Sempere, uno de sus grandes representantes, y he aprendido así a disfrutar su sutileza. En el caso de la obra de Monika Buch, me sorprendió muchísimo el perfeccionamiento de sus primeros trabajos. Sus obras de juventud, realizadas en los dos años que recibió enseñanza en la prestigiosa Hochschule für Gestaltung (HfG) (cursos académicos 1956/57 y 1957/58) presentan un nivel de ejecución tan perfecto (esa es su parte “germánica” -puntualiza, sonriendo-) que me conmovió muy positivamente. Siguiendo ese villancico que dice “Si eres niño y has amor, que no farás de mayor” y pensando en su trayectoria posterior, se me corroboró totalmente por su enorme capacidad de trabajo y entrega en cada obra. Por otro lado es una gran desconocida artista valenciana. Su carácter humilde y reservado la ha hecho prodigarse no mucho, por lo que casi podríamos decir que es una “emergente” tras sus sesenta años de trayectoria. Todo eso la hizo muy atractiva para mí. El ir aprendiendo de ella viendo su trabajo y descubriéndola en cada obra, alguna de ellas de una complejidad técnica enorme y que requiere conocimientos matemáticos y de geometría.

 

 

 

© Ángel García Catalá, 2018. Gentileza del autor.

 

 

¿Qué diferencia esta exposición de las anteriores de Monika?

Pues en principio el número. Este dato gusta mucho a los amantes de la “numerología”, -sonrie-. Esta es, por el momento, la exposición con mayor número de obras de Mónika Buch. Las ciento veinte obras expuestas superan a las ochenta de su exposición “80x80 Monika Buch 80” con las que celebrara su ochenta cumpleaños. Pero el nuestro no es nunca un planteamiento cuantitativo, sino que era el número de obras que necesitaba nuestro discurso expositivo para contar eso que queríamos contar de la artista.

Si hemos de establecer algunas diferencias, centrándonos en lo expuesto en España, en 2015, la Galería José de la Mano de Madrid, mostraba a una artista de la geometría, en su etapa histórica -digamos-. En  2017, la Galería Punto de Valencia nos descubría a una artista valenciana prácticamente desconocida. En 2018, la Galería Pep Llabrés de Palma, el pasado mes de abril  nos mostraba ya una artista con trayectoria. Esta exposición habla de esa trayectoria, la estudia y clasifica.

 

Monika Buch. Trayectoria. (1956-2018) 

Sin Título # 267. Acrílico sobre tabla, 60 x 60 cm.

(Imagen gentileza de la autora)

 

¿Qué espera de la muestra?

Nos gustaría que la gente también se sorprendiera, se admirara y se emocionara con el minucioso trabajo de cada obra. Cada línea está hecha a mano y proyecta mucho a la propia artista: concienzuda, paciente, firme, meticulosa. Que la artista encontrara su merecido lugar dentro de la plástica valenciana, española.

 

¿Algo más que destacar?

Pues que dentro de esas coordenadas que parecen mover al mercado –al postureo, como se dice ahora-, por ráfagas, el trabajo de Monika Buch es verdad, es ciencia, es arte, es femenino, es espiritual, y es un placer para los sentidos. De pleno en cuanto a tendencias, pese a estar ajena a ellas.

 

 

Monika Buch. Trayectoria. (1956-2018) 

Sin Título # 226, 1992. Acrílico sobre cartulina, 43,7 x 43,7cm.

(Imagen gentileza de la autora)

 

Entrevista realizada a José Luis Martínez Meseguer por Javier Martín en mayo de 2018.

Powered by Bullraider.com