EXPONE: PRIMOZ BIZJAK

    EXPONE: PRIMOZ BIZJAK

    Por Javier Martín

     

     

    expone Primoz Bizjak

    Primož Bizjak (Eslovenia, 1976)

     

    Fotógrafo esloveno formado en Venecia y residente en Madrid desde hace tres lustros, registra con su cámara transformaciones urbanísticas en la capital española durante el periodo mencionado, recogiendo también el esqueleto fantasmal de numerosos edificios en vías de rehabilitación. Más allá de un trabajo meramente testimonial, lo que Bizjak aporta es una mirada creativa singular que aúna fuerza y sensibilidad; estos elementos los transfiere al objetivo de la cámara analógica en largas exposiciones nocturnas, dando lugar a obras bañadas por luces diversas que a veces pueden confundirse con la iluminación diurna. En realidad el artista no tiene a priori al alcance de sus ojos todos los detalles que la noche es capaz de revelar, por eso su mirada parte sobre todo de una composición mental que sigue a la selección durante el día de esos lugares que luego fotografiará, cuando caiga la luz.


    expone Primoz Bizjak

     Estación del Norte, Madrid. 2007. 157 x 250 cm.

     

    ¿A qué se debe el título de la exposición: “Madrid. Mudanzas y reflejos”?

    Madrid es una ciudad a la cual me une una larga trayectoria personal y profesional. De todas formas, me gusta más definirme como ciudadano europeo, que como residente en una determinada ciudad.

    Esta exposición une 15 años de trabajo que he dedicado a la capital española, en varias etapas de mi carrera. De ahí simplemente “Madrid. Mudanzas y reflejos”. Es un título con connotaciones literarias y se refiere a la selección de las obras y el planteamiento de la exposición. Mudanzas como algo cambiante, en trasformación, en reconstrucción o simplemente relegado. Generalmente me atraen y me interesan espacios que han caído en el olvido, lugares que están en desuso porque perdieron su función primaria y se encuentran temporalmente suspendidos, abandonados a la destrucción del tiempo y la acción de la naturaleza. En el centro de Madrid estos tiempos de “suspensión” no suelen ser tan largos y por este motivo no siempre consigo evitar la obra de reconstrucción. “Reflejos” se debe más a esta parte poética de la luz y de la escritura de la luz. Todas las piezas que presento son nocturnas y es un desafío a la oscuridad de la noche, para extraerle colores y lugares.

     

    ¿Cómo plantea esta exposición?

    Mi planteamiento es siempre a largo plazo. En ocasiones contrario a lo que nos requiere la sociedad en la que vivimos, siempre a la búsqueda de inmediatez y de consumo rápido. Lo que intento siempre es sintetizar mi trabajo en muy pocas piezas, pero que tengan fuerza, que se salgan de lo ordinario. Por ejemplo en la exposición en la galería de Gregor Podnar de Berlín que representa mi obra, expusimos en 2014 una selección de los últimos diez años de trabajo, solo con ocho obras. En este sentido no debe sorprender que también en esta muestra haya solo nueve imágenes. Una exposición de este tipo es también para mí una buena manera para mirar hacia atrás, a lo que realicé en estos años. Además, es una buena forma de mostrar a un público determinado la obra y cómo me la planteo. El proyecto sobre Madrid no es un trabajo que se acaba, es una obra de arte en continuo progreso. La exposición es un paso más en el desarrollo de mi obra sobre la esta ciudad, que tengo intención de seguir adelante hasta que pueda.

     

    expone Primoz Bizjak

    Carcel de Carabanchel,. 2008. 188 x 300 cm.

     

    ¿Qué puntos de convergencia y diferenciación hay entre las obras que va a exponer y las anteriores?

    Es difícil decir que existen trabajos anteriores. Madrid y mis estudios de Erasmus en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, con profesores como Cristina García Rodero o Valentín Sama, están ligados al inicio de mi planteamiento de la fotografía como medio de expresión artística. Hay muchos más trabajos, pero más que anteriores, son trabajos que en cierto momento han convivido o han tenido una vida paralela con las obras que ahora expongo. Desde siempre me interesan los lugares donde vivo, siento, entiendo y que forman parte de mi vida cotidiana. Dejando de lado la referencia ligada al documento del lugar, voy más allá y busco crear obras que se escapan de un contexto local y se convierten en algo universal. Tampoco hay tanta diferencia entre los canales venecianos y los trabajos de Madrid. Los canales temporalmente vaciados de agua, para trabajar en sus cimientos tienen mucho en común con los solares abandonados de Madrid, donde lo único que queda en pie es la fachada del antiguo edificio. En mis fotos no suelen aparecer personas, pero si la acción humana sobre el espacio y la acción de la naturaleza que en ocasiones vuelve a ganar el terreno a la sociedad, esto es lo que me interesa. Un buen ejemplo es el trabajo que he realizado sobre el abandono de las canteras de Carrara y el impacto que el hombre ha ejercido sobre ellas.

    Otro tema muy corriente en mi obra es la industria militar que interviene sobre nuestro entorno, la destrucción total en el caso de guerras -me refiero sobre todo a los trabajos que dediqué a los Balcanes- o solo como destrucción y paralización parcial, como en la construcción de fronteras, tal y como muestro en el trabajo sobre la frontera ítalo-yugoslava (ahora ítalo-eslovena) u otro gran trabajo que dediqué a la defensa militar de Venecia. El pueblo donde nací, durante la Iª Guerra Mundial, se encontraba justo en la primera línea del conflicto y fue completamente destruido. Estos escenarios, búnkeres, cavernas, cementerios militares abandonados y olvidados fueron mis campos de juego. Esta tierra de cruces y fronteras en el Mediterráneo es algo que forma parte de mí. Creo que para un artista es importante mantener estas raíces, aunque tal vez se necesite cierta distancia para verlo.

     

    ¿Qué le hizo decidirse para exponer en Tasman Projects?

    La verdad es que la obra estaba hecha, y aunque me interesaba exponerla, no tenía prisa. Paralelamente, creo que Dorothy Neary y Fernando Panizo también habían madurado un recorrido como coleccionistas y querían algo más. Creo que cuando nació la idea no lo dudamos mucho, ni ellos ni yo. Fue simplemente un buen momento para juntarnos y crear algo positivo para todos nosotros. En este sentido, les estoy muy agradecido no solo por haber pensado en mí para esta primera exposición de Tasman Projects, sino también por todo el esfuerzo realizado para la organización de la muestra.

     

    expone Primoz Bizjak

    Campamento nº 4. 2015. 150 x 188 cm.

     

    ¿Qué es para usted la luz en sus obras?

    Fotografía, como indica la propia palabra, es la escritura de la luz, sin ésta no hay fotografía. Lo que me interesa es captar esta luz que el ojo humano no ve, o la ve de forma distinta. Una gran parte de mi obra está desarrollada de noche, en lugares donde casi no hay luz. Es mi desafío con la oscuridad, que en ocasiones dura toda la noche, ya que la exposición suele ser de varias horas. La película, o cualquier otro material fotosensible, tiene la capacidad de permitirnos desvelar colores y lugares nuevos. En una atmósfera sublime y irreal, pero que al mismo tiempo no se aparta de la que es la realidad. La luz está unida al tiempo. Mis fotografías no son instantáneas sino una suma de tiempos.

     

    ¿Podemos decir que en su obra siempre hay poesía?

    ¡Digamos que es poesía visual! Una cierta poética está siempre presente en mi trabajo. Somos artistas visuales y no veo nada malo en el hecho de que una obra de arte contemporánea puede ser también bella. Pero no es la única parte. Siempre trato de encontrar un equilibrio entre la pura poética y el documento, el concepto. Esta línea sutil que divide ambos ideas, es la línea sobre la cual me gusta caminar.

     

    ¿Considera que hay buenas colecciones privadas en nuestro país?

    No sé si conozco tantas colecciones, por lo que igual no soy el más indicado para opinar sobre esto. Supongo que algunos pensarán que el vaso está medio vacío, pero seguro que también se podrá ver medio lleno. ¡Si vienes de un país con menos de dos millones de personas, te puedes imaginar cuánto coleccionismo hay allí! A parte de la calidad de las colecciones, me parece bien que haya coleccionistas que deciden aportar algo más: dar la posibilidad a los artistas de exponer. No digo que están haciendo el trabajo que las instituciones no hacen, pero sí espero que esto motive a las instituciones a hacerlo todavía más y mejor.

     

    expone Primoz Bizjak

    Calle Amparo nº 19, Madrid. 2007. 127 x 156 cm.

     

    Entrevista realizada a Primoz Bijzak por Javier Martín en febrero de 2016.

    Imágenes gentileza del artista.

     

    TASMAN PROJECTS es una iniciativa de un grupo de personas interesadas en el arte contemporáneo, con la finalidad de apoyar la promoción de artistas con una carrera profesional ya establecida y que tengan vínculos con España o sean españoles, aunque no cuenten en principio con galería en Madrid.

    Esta iniciativa pretende integrar en un proyecto común a Coleccionistas, Críticos, Comisarios, Gestores Culturales y Galerías que de forma desinteresada colaboren en la producción, exhibición y difusión del artista seleccionado y sus obras.

    Cada uno de los integrantes de la iniciativa podrán ser distintos según el proyecto escogido, pero se pretende que siempre se cuente con los siguientes componentes:

    • Coleccionistas y /o Galerías de Arte, que a través del patrocinio pudieran cubrir total o parcialmente la producción de las obras de arte, cubriendo los gastos de realización de cada proyecto.
    • Coleccionistas e instituciones públicas o privadas que cedan espacio para la realización de los proyectos.
    • Comisarios, expertos o críticos de arte que pudieran participar en la selección de los artistas, del diseño de la exposición  y del contenido de la misma, desarrollando los textos necesarios en cada caso.
    • Gestores artísticos que se ocuparían del diseño, coordinación y contacto con los interesados en el mundo del arte en general y en particular con los profesionales de la prensa, especialistas y profesionales artísticos.

    Los proyectos de  TASMAN PROJECTS se podrán desarrollar coincidiendo con momentos relevantes de la escena artística contemporánea de Madrid, con el fin de facilitar la difusión y conocimiento del artista escogido.

    El primer proyecto de TASMAN PROJECTS  es la exposición del fotógrafo esloveno Primoz Bizjak titulado: Primoz Bizjak MADRID. MUDANZAS Y REFLEJOS.

    El artista seleccionado lleva quince años afincado en Madrid y cuenta ya con una sólida carrera artística. Durante este tiempo, ha desarrollado un proyecto para la ciudad de Madrid en el que pretende reflejar la poética de la luz nocturna de la ciudad y la deconstrucción de su perfil urbanístico.

    Para la exposición se ha seleccionado una decena de obras sobre Madrid que se presentan por primera vez formando un cuerpo de obra muy novedoso y coherente.

    Este proyecto cuenta con la colaboración de: TASMAN PROJECTS; AURORA GARCÍA, Crítica de Arte; COLECCIONA, Entidad de Promoción del Coleccionismo del Arte y Galería GREGOR PODNAR de Berlín (Alemania).

     Lee el texto crítico de Aurora García aquí.

    Currículum del artista.


                  Primož Bizjak. MADRID. Mudanzas y reflejos.                  

    Inauguración: Sábado 20 de febrero, a las 11 horas. 
    TASMAN PROJECTS. Calle Ferraz, 84, Madrid.

    La exposición continuará hasta el 20 de marzo 2016. 
    Horario de apertura: 
    Del 22 al 26 de febrero, de 9:30-12:00 y 18:00-21:00.
    Los días 27 y 28 de febrero, de 11:00 a 14:00. 
    Hasta el domingo 20 de marzo, cita previa en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

     

    © Javier B. Martín. Todos los derechos reservados.
    Free Joomla! templates by Engine Templates