Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Entrevista 10 + UNA al coleccionista José Pedro MARTÍNEZ

Entrevista 10 + UNA al coleccionista José Pedro MARTÍNEZ

Por José Luis Martínez Meseguer

 

Entrevista 10 + UNA a José Pedro Martínez

 

José Pedro Martínez García, Doctor en Microbiología por la Universidad de Valencia, donde es catedrático. Coleccionista de arte contemporáneo. Director de actividades del Patronato Martínez Guerricabeitia, organismo de la Universidad de Valencia encargado de  albergar, custodiar, promover y difundir el legado de la colección de arte contemporáneo que sus padres donaran a la entidad.

 

1.- ¿Por qué coleccionas? ¿En qué año comienzas a conformar tu colección? ¿Cuáles fueron las primeras adquisiciones?

Buena pregunta. Quizás más que contestar a por qué colecciono, me gustará decir que soy un coleccionista atípico y tardío. Y me atrevería incluso a añadir que, en mis inicios, fui un coleccionista pasivo, porque fui asistiendo a todo el proceso, al largo proceso, de muchos años, durante el cual mi padre[1] fue reuniendo una gran cantidad de obras que conformaron su colección, que posteriormente donó a la Universidad de Valencia, el Patronato Martínez Guerricabeitia, que es el que hoy en día –desde el momento de la donación- la gestiona.

Durante ese tiempo, fui asistiendo a la recepción de las obras y, gracias a ello, desarrollé una sensibilidad particular, que posteriormente he empezado a poner en práctica en mi pequeña colección privada, que -como he dicho al principio-, hace realmente muy pocos años que he empezado a configurarla.

En el año 2004 creo que es el momento en el que yo adquiero, y a título personal, mi primera obra. Ya que, hasta ese momento, las piezas que yo tengo en mi colección –la mayor parte de ella-, son los cuadros que mi padre no donó a la Universidad y que yo, lógicamente, heredo tras el fallecimiento tanto de mi madre como de mi padre. Son la base de mi colección, sobre la cual he ido añadiendo algunas pequeñas piezas adquiridas.

No sé si mi primera adquisición fue un cuadro del artista cubano, Gustavo Díaz Sosa, o una obra de la época primera de José María Yturralde, un pintor por el que siempre me he sentido particularmente atraído. Tuve ocasión de adquirir una pieza magnífica, en condiciones muy favorables para mí en aquel momento.

 

2-. ¿Cómo definirías tu colección?

Mi colección, primero, es pequeña. Y, segundo, es un poco ecléctica, porque aunque he ido coleccionando por criterio que, -como he dicho- adquirí de mi padre durante el tiempo que él fue configurando su colección, procuro comprar también piezas que tengan un cierto contenido social. Obras en las que hay una cierta dosis de denuncia: determinadas cosas negativas que afectan a la sociedad. Pero también he comprado algún cuadro por el placer fundamentalmente estético. Son cuadros que uno los mira y causan una gran emoción estética. Por tanto, yo diría que es una colección, en cierta medida, ecléctica, sólo que es pequeña y ese eclecticismo tampoco es muy manifiesto.

 

3- ¿Qué temas son los que te interesan?

Fundamentalmente me interesan las obras de tipo social. Y de hecho, las obras que he ido adquiriendo, la mayoría de ellas se han comprado teniendo esas coordenadas intelectuales, por así decir.

 

4.- ¿Para qué, según tú, sirve el arte?

Pregunta extremadamente compleja y amplia. Creo que, por resumir, el arte debe perseguir fundamentalmente dos objetivos: emocionar y hacer reflexionar. Quizás los dos objetivos están unidos, porque cuando uno se emociona viendo algo, lógicamente, nace, surge una reflexión sobre lo que está contemplando. Por supuesto, la emoción puede ser muy variada. Puede ser una emoción simplemente estética: uno se maravilla de ver cómo un artista ha sido capaz de plasmar una imagen -todo lo que es obra, digamos, clásica-. Pero, por otro lado, también hay cuadros, sobre todo de arte contemporáneo, en los que, aparte de la impresión estética, son de un alto nivel técnico. Muestran una imagen que, cuando la contemplas, te hace plantearte realmente muchas preguntas al respecto. Por eso creo que, emocionar y hacer reflexión, es para lo que el arte debe servir. Y creo que a lo largo de la historia siempre ha sido así.

 

5.- ¿Qué esperas de la recepción del público (crítica…) cuando muestras la colección?

No puedo contestar esta pregunta porque, hasta el momento actual, mi colección, mi modesta colección, no ha estado expuesta. Sin embargo, sí tengo que decir que, los amigos que entran en casa, cuando ven algunas obras que están en el recibidor, o en el pasillo o en el comedor, realmente dicen: «¡Caray, qué cuadros más bonitos compras! ¡Qué emocionante es verlos! ¡Qué sensaciones más peculiares despiertan!» Aunque también soy consciente de que muchos de ellos, dado que no es un arte al uso, tengo la sensación que su actitud es de asombro. Pero como digo, no ha habido ninguna exposición, exhibición pública de estos cuadros y no ha habido, evidentemente, una opinión crítica especializada al respecto de la misma.

 

6.- ¿Cómo relatarías tu formación en arte contemporáneo actual?

Mi formación, en términos que a veces utilizamos en el Patronato Martínez Guerricabeitia, quizás ha sido un poco por aluvión, también por ósmosis o por inundación. Como he dicho al principio, durante muchos años asistí a la llegada de todos los cuadros que mi padre fue comprando. Vi cómo se iban poniendo en las paredes y esos cuadros colgados iban siendo sustituidos por otros. Y -como he dicho al principio-, realmente yo he ido desarrollando de forma autodidacta e innata, una “formación” -entre comillas- respecto al arte contemporáneo actual. De todas formas, considero que la formación no debe perseguir tanto una formación técnica -respecto de cómo se ha hecho la obra-, si no una formación emocional. En este contexto, la mayor parte de las obras de artistas contemporáneos, por sí solos, te dan una formación enorme, porque son piezas que muestran imágenes que -como he dicho al principio-, emocionan y hacen reflexionar. Y eso configura, de forma autodidacta, un cierto nivel de formación al respecto.

 

7.- ¿Qué valoras más en una pieza, en una obra de arte?

También es una pregunta difícil de responder, porque quizás ya está también respondida. Valoro de una pieza que me emocione y que me haga reflexionar. Y, por supuesto, que me produzca cierto placer estético. Que, a lo mejor, no tiene que ser un placer placentero, valga la redundancia. Puede ser una sensación de incomodidad, de recelo, de asombro, pero que en cualquier caso, represente una emoción que no deje nunca indiferente ante la contemplación de una pieza.

 

8.- ¿Qué ventajas y dificultades has encontrado en tu relación con instituciones curadores/comisarios y gestores?

No puedo responder a nivel personal, pero debido al cargo que en estos momentos desempeño: soy el Director de actividades del Patronato Martínez Guerricabeitia, órgano que gestiona la colección que mi padre donó a la Universidad de Valencia, Sí que he tenido mucha relación con instituciones, curadores, comisarios y gestores. De todos ellos puedo decir que, en general, he aprendido mucho. Han sido siempre relaciones e interacciones muy positivas, muy fructíferas y, por lo tanto, no puedo decir -aunque parezca un poco tópico-, nada malo en principio de estas relaciones, estas interacciones, porque todo lo convenido de ellas ha sido ventajas y aprendizaje y enseñanzas. Obviamente, se trata de gente muy especializada.

Debo añadir aquí -para aclarar un poco por qué digo algo a esta respuesta-, que mi formación y ejercicio profesional ha sido en un campo totalmente distinto al artístico. Yo soy catedrático de Microbiología, especializado en Microbiología clínica, de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valencia desde hace muchos años. Y por lo tanto, respecto a mi acceso al arte, ha sido colateral. No tengo formación artística y todo lo que puedo decir de mi relación con las instituciones, curadores, comisarios y gestores han sido ventajas y enseñanzas muy valiosas, que me han permitido avanzar un poco, ya más técnicamente, en mi visión general sobre el arte contemporáneo.

 

9.- ¿Qué crees que diferencia la escena artística española de otras?

En lo que respecta a la creatividad de los artistas, me parece que no tienen que envidiar en nada a lo que se hace en otros países. Ahora bien, sí que, a nivel de la difusión, sí que a nivel de las ayudas, sí que a nivel del interés de las instituciones por lo que hacen nuestros artistas contemporáneos, sí que creo que hay unas notables diferencias.

De hecho, la actividad más significativa que se hace en España al respecto es la feria ARCO  y la considero magnífica. Sin embargo, cuando uno asiste a ferias internacionales, por ejemplo Art Basel o similares, realmente ve que ARCO -pese a su gran nivel y su gran enjundia-, sin embargo es casi una cosa marginal y pequeña.

Por lo tanto creo que nuestros artistas juegan con desventaja respecto a artistas de otros países, porque si solamente se limitan a la escena, al ámbito español, realmente no gozan de las ventajas que ofrecen otros países, tanto a través de instituciones públicas como privadas que facilitan y dan apoyo especial, que aquí desgraciadamente no lo tenemos o no lo tenemos al mismo nivel.

 

10.- ¿Qué destacarías como positivo y negativo de la situación artística española?

Tanto la pregunta anterior como esta, están relacionadas. Destacar como positivo: creo que nuestros artistas, desde el punto de vista de la creatividad, la inventiva, la pasión que ponen en su manifestación artística, en su expresión artística, no tiene que envidiar nada a la que se hace en otros países. Sin embargo, en lo que respecta a aspectos administrativos, por decirlo así de una forma genérica, sí que es esto algo que habría que destacar como algo negativo y mejorable.

 

+ UNA

Artista/s más

cercano/s a tu sentir

Básicamente todos los que encontramos representados en la Colección del Patronato Martínez Guerricabeitia, de los cuales yo tengo algunos representados en mi colección. ¿Qué voy a decir? Pues el Equipo Crónica, Equipo Realidad, Genovés, Carmen Calvo… en fin, no sigo porque la lista sería interminable. Evidentemente, todos aquellos artistas que han representado un punto de inflexión fundamental en lo que respecta a la expresión artística en el arte contemporáneo español. Por tanto, todos ellos son muy cercanos. Me emociono mucho ante la contemplación de sus obras y todos ellos me hacen reflexionar. Y es más, cada vez que los ves de nuevo, pues una vez más, descubres cosas que hasta ese momento no habías visto, quizás probablemente porque mi formación ha ido aumentando con el paso del tiempo.

Pieza/s maestra/s

de la colección

Tengo algunas cosillas que realmente son destacables. Tengo un Genovés, no muy grande, pero bastante aceptable. Tengo un Equipo Realidad, magnífico. Tengo un Carmen Calvo. Tengo un Yturralde, que -como he dicho anteriormente- es quizás mi primera adquisición importante. Y ahora me encuentro muy entusiasmado con un artista joven del cual he adquirido recientemente dos obras, Rafael Macarrón, que también tiene una expresividad que me apasiona. A mí y a mi esposa, con lo cual es una ventaja, porque entonces te permite -si estás en connivencia con tu pareja- mucho más fácil adquirir obra y comprar. No hay que comprar obra a escondidas, a veces, que es como hacía mi padre. Mucho menos difícil.

El futuro de la

colección

Mi colección tiene un futuro muy limitado. No hay que olvidar -lo he dicho hace un momento- que soy catedrático de universidad. Que estoy ya cercano a la jubilación. Con lo cual yo tengo un nivel de ingresos que me permite vivir con mucha dignidad, bien por así decir, pero que limitan en gran medida la adquisición de obras. Seguiré comprando siempre que esté en la medida de mis posibilidades económicas y compraré siempre con las coordenadas que he aprendido desde hace muchos años y que sigo aplicando a la hora de adquirir obra, las que he ido incorporando -en pequeña escala- en mi colección.

Un espacio

donde desearías exhibir

Para mí sería un placer, un motivo de gran orgullo, exhibir, algún día, que supongo que tardará mucho, si es que llega el momento, en la sala que el Patronato Martínez Guerricabeitia tiene en la Universidad de Valencia. Es nuestra sala, por decirlo así, de alguna forma, y donde llevamos a cabo todas las actividades expositivas que el patronato realiza cada año de una forma periódica.

Pieza/s ansiada/s

Me gustaría tener, por supuesto, un Equipo crónica, cosa que veo imposible adquirir nunca, porque evidentemente estamos hablando de unos artistas muy consagrados que tampoco tuvieron mucha productividad. Tengo alguna obra gráfica del Equipo Crónica, eso sí lo puedo decir. Eso sería un artista que yo ansiaría tener. Un grupo, no es un artista, un colectivo al que yo desearía mucho tener o tener en el futuro una obra. ¿Quién más…? Bueno, un artista que a mí me gusta mucho es Wolf Vostell, también fallecido. Mi padre tiene varias obras de él que no me importaría, en absoluto tener. De hecho, en la colección hay algún cuadro que me gustaría, en gran medida tener en mi colección. Me gustaría, por supuesto, tener un Genovés, más grande del que tengo actualmente, pero probablemente de la etapa anterior, no de la nueva, si no de los genoveses clásicos que todos hemos visto. Como por ejemplo «El abrazo» que ha sido desempolvado en el Congreso, de esa serie que son precisamente los que mi padre adquirió, el tiempo que él fue confeccionando su colección. Canogar también sería otro que me gustaría tener una pieza. Y hay algo, mucho más reciente, Simeón Saiz, que me gustaría también poder incorporar el día de mañana. La lista -como en una pregunta anterior- podría ser interminable. Las piezas ansiadas de alguien que le guste el arte y disfruta con él, obviamente ansía tener todo lo que es bueno, o todo lo que él considera que es bueno y que desde el punto de vista emocional y de reflexión cumple esos dos objetivos.

 



[1] Jesús (Amor) Martínez Guerricabeitia, (Villar del Arzobispo (Valencia), 1922 - Ω Valencia, 7 de septiembre de 2015)

 

Entrevista realizada por José Luis Martínez en febrero de 2016.

Dentro de la sección ENTREVISTA 10 + UNA, abrimos un apartado que correrá a cargo del gestor, crítico y curador independiente de arte actual José Luis Martínez Meseguer, director artístico de la Colección ARS CITERIOR Comunidad Valenciana y la Col·lecció SALMAIA d'Art Contemporani de la Comunitat Valenciana, que entrevistará a diferentes coleccionistas de arte contemporáneo.

 

Powered by Bullraider.com