Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Entrevista 10 + UNA a LIDÓ RICO

Adjuntos:
Descargar este adjunto (lido rico.pdf)lido rico.pdf[ ]229 Kb

Entrevista 10 + UNA a LIDÓ RICO

Por Javier Martín

 

lido rico. entrevista 10+una.

Lidó Rico

(Yecla, Murcia, 1968)

Imagen cortesía del artista

 

Inicia los estudios de Bellas Artes en la Facultad de San Carlos de Valencia, que termina, en 1991, en la Escuela Superior de Bellas Artes de París. En 1992, es seleccionado para realizar la escultura exterior del Pabellón de Murcia en la Exposición Universal de Sevilla. En el año 2005, es seleccionado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para representar a España en la XXIII Bienal de Alejandría (Egipto), siendo galardonado con el Gran Premio de dicha Bienal.

 

lido rico. entrevista 10+una. collage cer1 1994

Sin título. 1993

Collage y ceras

Imagen cortesía del artista

 

La obra de Lidó Rico se caracteriza por la utilización de su propio cuerpo como una herramienta más de trabajo. Los materiales utilizados para dar forma a sus ideas son las ceras, la escayola y el poliéster. En sus collages tridimensionales consigue imágenes evocadoras, bellas y exquisitas, llegando a alcanzar la excelencia en alguna de sus series.

lido rico. entrevista 10+una.              lido rico. entrevista 10+una.

                Atmósfera Cálcica. 2002                                                    Sin título. 1995

                 Collage y resina poliéster                                       Collage, resina de poliéster, cristal y ceras

Imagenes cortesía del artista


1.¿Cuáles fueron sus primeros contactos con el arte contemporáneo?

Siempre me ha inquietado, el primer contacto con el arte contemporáneo surgió a raíz de visitar diferentes exposiciones a principios de la carrera de BBAA, descubres diferentes códigos que me eran desconocidos hasta entonces y surge la pasión, te das cuenta que únicamente a través de este mundo vas a poder contar las cosas que quieres, creo que aquellas primeras visitas me hicieron despertar en el estricto sentido de la palabra, a partir de entonces comenzó mi lucha, mi búsqueda, porque al final ese es el fin del arte, el de una encarnizada búsqueda constante.

 

2. ¿Cómo surge la idea de emplear en su obra su propio cuerpo como modelo?

Por casualidad, trabajaba con ceras y ese material me llevó a realizarme pequeños moldes de mis dedos y ahí empezó todo, la importancia del proceso comenzó a ser patente, utilizaba mi cuerpo como una herramienta más de trabajo, quería eliminar distancias y buscar al hombre, siempre he pensado que un hombre son todos los hombres, que traduciéndome yo, realizo el cuerpo de todos, somos partícipes de un mismo envase siendo el contenido lo que nos diferencia. Más tarde aparecieron las manos que atrapaban objetos como lupas o bombillas, dentro de ellas aparecían pequeños paisajes congelados, me interesa interactuar con el espectador, en mi trabajo siempre aparecen una especie de dos escalas, desde cierta distancia se atrapa al ojo que obliga necesariamente a acercar el cuerpo para poner atención en lo minúsculo, a esas distancias solo se pueden susurrar secretos. Más tarde comencé a trabajar con mi rostro que derivó a la realización de todas las partes de mi cuerpo.

 

lido rico. entrevista 10+una. Diecinueve mil seiscientos.

Diecinueve mil seiscientos. 2004

Resina de poliéster y goma

Imagen cortesía del artista

 

 

3. ¿Puede explicarnos el proceso de inmersión de su cuerpo dentro de la cuba de escayola para obtener el modelo sobre el que trabajar?

Es un proceso complicado y lleno de protocolos, aprendí durante años a golpe de depilaciones y sustos. Consiste en bucear literalmente en escayola y mantenerse el tiempo indicado para conseguir tu propia huella, tapas agujeros siempre con unas medidas exactas y te proteges la piel. Ese molde queda literalmente destrozado cuando te arrancas de la escayola, es entonces cuando se comienza a trabajar ese vacío recuperando las formas que se han perdido. Es un proceso tan temerario como tedioso.

 

4. En 2002 deja de realizar collages en el interior de resinas y comienza a crear cabezas en escayola con pensamientos que bullen en su interior. ¿Qué pasó para que su obra abandonase los aspectos más líricos y entrase en una fase en la que las piezas resultan más rotundas y dramáticas?

 

Todo está conectado, las cosas no aparecen porque sí, el trabajo evoluciona y avanza como el que va subiendo peldaños, de todas formas la impresión que siempre he tenido es como si estuvieras anudado a una goma, te puedes alejar todo lo que quieras, pero al final esa elasticidad hace que todo vuelva a su origen. Cada persona tiene un olor y lo que toca, da igual lo que sea, se impregna de él. En mi trabajo, siempre ha habido una preocupación por las ideas, como nos llegan, sobre los  mecanismos que existen en nuestra cabeza para apropiarnos de unas y desechar otras, sobre su autenticidad, sobre lo que aportamos respecto a ellas de nuestra propia cosecha, esa búsqueda es la que desencadenó las piezas de las que hablas, al final, esos primeros paisajes se instalaron en el lugar que les correspondía, en nuestro interior.

 

5. A raíz de la aparición del motivo de los cráneos en su obra, siempre ha afirmado que todos tenemos uno, pero ¿cómo surge esa nueva serie?

Todo está diseñado para alejarnos de nosotros mismos, el contexto tan violento por el que nos movemos nos va disipando poco a poco, el hombre va dejando cada vez más espacio a la cosmética, a la apariencia. Todos tenemos un idéntico andamiaje interno, somos blandos en una suerte de equilibrio que nos otorga la capacidad de vivir. Recurrir a ese tema no está ligado a lo catastrófico sino todo lo contrario, busca tomar conciencia del milagro que supone la vida. Considero que una obra es un espacio que hierve, es un espejo donde mirarnos.

    

6. El vivir en un pueblo como Yecla, alejado de los grandes núcleos culturales, ¿le ha traído más ventajas que inconvenientes o al contrario?

La intimidad en mi forma de trabajar es fundamental, es el auténtico motor. Ese tóxico y sectario ambiente que muchas veces acompaña al mundo del arte me perturba y he intentado mantenerme al margen en todo momento. Mi estudio y mi casa están en medio del campo y alejado de todo, cuando el trabajo es una necesidad biológica intentas diseñar tu vida para favorecerlo. Ese soliloquio no significa ser alguien apartado de su realidad sino todo lo contrario, el contexto te impregna y te cala, las distancias son más que necesarias para poder evolucionar. Uno tiene que ser lo que hace, la mentira y la pose tienen las patas muy cortas, los grandes núcleos despistan y te alejan.


7. ¿Puede hablarnos de la exposición que inauguró en diciembre en el Palau de Altea?

Se titulaba “Cuando el cuerpo quiere quedarse”, toda la muestra funcionaba en torno a dos piezas centrales en las que usaba las hojas que había recogido metódicamente en el campo, las introducía dentro de resina o pasaban a formar parte de la obra como una especie de piel sobre mi piel. Con ellas pretendía hacer sentir al espectador la idea de viento, ese viento que me acompaña de manera perturbadora durante años, ese viento que hace que todos los árboles que me rodean se inclinen a la derecha por su azote, ese viento escatológico que era lo único que recordaba Azorín cuando le preguntaban sobre Yecla. Arquitectónicamente el Palau es fantástico, intenté darle la importancia que merecía ubicando otras piezas en los lugares más inesperados, de esa forma el espacio se potenciaba todavía más.

 

8. ¿Qué discurso ha querido ofrecer en su última muestra, presentada en la sala del Almudín de Murcia?

Creo que Carlos Delgado el comisario de la muestra, lo definió de manera muy acertada, era una selección de piezas sin pretender ser una antológica ni nada parecido. Se argumentaba como una especie de mapa donde resaltó las que para él eran las obras definitorias de cada momento. Respecto a mi discurso siempre ha sido el mismo, y se pudo ver en la muestra, esa búsqueda del hombre que comenzaba con unos dibujos inéditos de gran formato de los años 1989-90, hasta los últimos aluminios y bronces de este mismo año.

 

9. ¿Dónde le gustaría exponer?

No me inquieta donde exponer, estoy contento con las últimas exposiciones que he realizado, mi única preocupación es el trabajo y lo que tenga que ser será, mi única ambición y compromiso está ligado a la obra, su evolución y su desarrollo, esa como te digo es mi única preocupación.

 

10. ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Varias exposiciones tanto dentro como fuera de España, lo cierto es que cada vez me gusta más coger los proyectos con mucho más tiempo y algo fundamental es rodearse de buenos profesionales, eso para mí siempre ha supuesto una gran aliciente, porque cuando das con las personas apropiadas todo es mucho más fácil y fluido, los resultados mejoran de manera considerable. Soy de las personas que cree en la efectividad de la simbiosis.

 

+UNA. Para finalizar, adjunte unas palabras a cada uno de los siguientes nombres o términos:


Fernando La Torre

Constante, intuitivo, trabajador.

Manuel Romero

Pasión, pasión y pasión. Un lujo tenerlo en tu vida.

 

 lido rico. entrevista 10+una. funanbulista

Funambulistas. 2015

Aluminio

Imagen cortesía del artista

 

Entrevista realizada a Lidó Rico por Javier Martín, en abril de 2015.

Más información sobre el artista: www.lidorico.net

 

                                                                         

Powered by Bullraider.com