Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Entrevista 10 + UNA a José Miguel PEREÑIGUEZ

Entrevista 10+UNA a José Miguel PEREÑIGUEZ

Por Javier Martín

 

José Miguel Pereñiguez

(Sevilla, 1977)

Imagen cortesía del artista

 

Licenciado en B.B.A.A. por la Universidad de Sevilla. Formado como pintor, ha dedicado una atención preferente al dibujo y, en la actualidad, a la escultura.

Artista que siempre logra la reflexión y la puesta en valor del proceso creativo, con unos pasos intermedios que desembocan en la construcción de un objeto que más tarde fotografía y finalmente dibuja con todo detalle. En palabras del autor “La imaginación guía el proceso, no lo sustituye”.

Es frecuente que sus obras estén realizadas sobre una base literaria, como es el caso de la novela Hadjí Murat de Tolstoi.

 

Alfombra. 2009

Imagen cortesía del artista

 

La Galería Rafael Ortiz ha ido mostrando en sucesivas ferias de arte (Valencia, Salamanca, Cáceres o Santander) obras de este artista, tan bien considerado por sus compañeros de oficio.

 

Dos colinas. 2014

Imagen cortesía del artista

 

 

1. ¿Dentro de qué registro podemos ubicar su trabajo?

Mi trabajo es bastante diverso. Me gusta moverme en diferentes disciplinas y usar distintos registros dentro de cada una de ellas; distintas maneras de dibujar, por ejemplo. Esencialmente, me considero dibujante, porque casi todos mis trabajos empiezan como dibujos o terminan siéndolo. Si hablamos de ubicación geográfica o generacional, me remito a lo que dice arriba: Sevilla, 1977.

 

2. ¿Qué exposición- y obras-han marcado su carrera?

Mis primeras exposiciones individuales  fueron entre 2001 y 2004, en espacios de Sevilla habilitados por amigos artistas: Richard Channin Foundation y Sala de eStar.  Algunas fueron expresamente colaboraciones, con Miki Leal y Rubén Guerrero, principalmente. Lo más interesante de aquel momento fue la posibilidad de experimentar con el montaje y cómo este terminaba de aportar sentido a un material heterogéneo, incluyendo obras de autoría compartida y piezas encontradas.

Luego hice dos exposiciones de pintura (c. 2005-2007), una de ellas en la galería Birimbao de Sevilla. Era una especie de figuración ácida, pero construida con bastante rigor. Un poco después empecé a utilizar casi exclusivamente el dibujo e hice obras muy elaboradas empleando técnicas sencillas (el dibujo a carbón, sobre todo). Expuse una última vez en Birimbao (La obra en negro, 2007) y otras dos en Rafael Ortiz -también en Sevilla-, con quien sigo trabajando: Presencia de ánimo en 2009 y La escena y el solar, en 2011. Durante este periodo comencé a construir objetos y maquetas para usarlos como modelos de los dibujos. Era, en cierta manera, como crear mis propias reliquias, que se representaban luego por medio del dibujo con un verismo prácticamente documental. Desde ese momento mis ideas se expresaron cada vez más en términos escultóricos y espaciales, hasta que estos objetos se convirtieron en obras autónomas.

En la actualidad sigo realizando piezas escultóricas y dibujos. Las primeras se han ido complicando y son versiones irónicas de objetos de diseño industrial y mobiliario. Los dibujos, en cambio, son más sencillos y directos que los anteriores. Yo los veo como ejercicios espontáneos  que exploran las obras de arte antiguo que me interesan. Algunos de ellos  los traduzco a un lenguaje geométrico y ahí se tocan con mis trabajos objetuales, en forma de plantillas o reglas de trazado. Todo esto pudo verse en mi exposición del CAAC: Lo otro. Una exposición de artes aplicadas, entre 2013 y 2014.

Para mí, cada vez más, la obra es la exposición. Me cuesta crear cosas aisladamente y procuro que haya un hilo conductor y todo tenga sentido al montarlo en la sala.

 

3. ¿Se podría decir que la obra de Pereñíguez  está marcada por un componente mental y trágico, y que requiere del esfuerzo del espectador para llegar a comprenderlo?

Yo no obligo a nadie a que haga un esfuerzo por comprender. Es más bien al revés: me “animan” a que haga un esfuerzo por explicarme.

 

4. En los dos últimos años ha habido varias tesis doctorales que han abordado la figuración española de las dos últimas décadas: Figuración Postconceptual de Paco de la Torre o  Figuraciones en el cambio de siglo de Sara Quintero. En cada una de ellas se intenta poner luz sobre  las últimas figuraciones. ¿Qué piensa que aporta su obra al arte contemporáneo de este movimiento?

Imagino que más confusión. Uno puede proponerse tener una voz clara, pero es muy difícil lograr  que suene acordada con el resto de voces. Somos muchos hablando al mismo tiempo.

 

5. ¿Puede argumentar la valía del papel como soporte frente al lienzo?

Es evidente que todos los soportes son igual de válidos. La preferencia por uno u otro tiene razones expresivas y funcionales. Soy una persona bastante práctica: más que la fascinación por las cualidades de un material, suelo considerar su disponibilidad, versatilidad, facilidad de manejo y transporte etc.

 

6. Su última exposición en el C.A.A.C de Sevilla parte de la novela Hadjí Murat, de Tolstói. En su obra creada para este proyecto nos habla sobre la nostalgia del oficio y sobre la geometría como instrumento de análisis y sometimiento de la realidad, ¿puede hablarnos de esta última cuestión?

Un filósofo diría que un sistema como la geometría euclidiana, que se funda sobre el punto inextenso e indivisible ya es una forma de violentar la realidad. Me interesa observar esa clase de sistemas como productos culturales. No se trataba tanto de abrazar el ideal formalista, como de examinar qué poder visual emana de la geometría y qué sucede al cifrarlo todo a ese lenguaje. El ejemplo más claro en la exposición era la traducción de unos dibujos etnográficos del s. XIX a un lenguaje muy sintético y cómo (y con qué connotaciones) se distorsionaban aspectos de esas figuras (fisonomía, indumentaria) al realizar dicha traducción o al emplear la geometría para desglosarlas por partes. Pero toda la exposición estaba atravesada por la geometría: desde la apariencia de las obras hasta la forma en que se originaban o la manera en que se describían gráficamente para hacérselas entender a mis colaboradores.

 

7. En sus obras ha abordado el tema de la muerte y la ornamentación funeraria. Siguiendo con Tolstoi, ¿cree que la novela Ivan Ilich pudiera también ser el punto de partida de un nuevo proyecto que reflexionase sobre la burocracia, los personajes que oprimen y los oprimidos y cómo no, sobre el miedo a la muerte en la cultura occidental? Son todos ellos temas vigentes.

Me apunto la sugerencia, aunque no he leído aún la novela. De todos modos, en Hadji Murat había algo importante para mí: la confrontación con una cultura ajena. Sin ese elemento de lejanía, geográfico o temporal me cuesta interesarme por las historias o los temas. La actualidad no me estimula demasiado como punto de partida.

 

8. ¿Cree que el arte es capaz de cambiar la historia?

El arte está en la historia. La refleja, procura apartarse de ella…

 

9. ¿Piensa que serán los artistas de su generación los que dirán “basta” al sistema de mercado, a la manipulación del mismo, y que con ustedes se perderá el lastre de los que sentencian qué es lo que vale y es bueno y qué no lo es?

No creo que mi generación tenga una posición única respecto a eso. Quien tiene ocasión de introducirse en ese mercado o ese sistema, generalmente lo hace. Quien se queda más al margen, intenta proseguir con su trabajo de la mejor manera posible. El artista está en la base de la pirámide y  tiene poco que hacer respecto a lo que sucede más arriba. La gente que sentencia y decide… yo no preveo su retirada a corto plazo.

 

10. ¿En qué proyecto está trabajando en estos momentos?

Me suele suceder que mi trabajo se desarrolla a partir de una serie de referencias sobre las cuales me gustaría trabajar y de ciertas ideas acerca de qué técnicas podría utilizar o qué impresión visual me gustaría suscitar. Lo que más cuesta es encontrar una rutina de trabajo que conecte todos estos aspectos. Estoy en ello.

 

+UNA. Para finalizar, adjunte unas palabras a cada uno de los siguientes nombres o términos:

Fiedrich Schiller

A partir de su figura desarrollé una serie de trabajos. Digamos que me serví de su efigie, pero su obra no es una referencia clave para mí.

Torres García

Una debilidad personal. En realidad casi todo el arte de las vanguardias clásicas me gusta.

Mundus

Un proyecto muy extenso sobre el ritual de fundación de la urbs, motivado por un hallazgo casi accidental.

C.A.A.C. Centro Andaluz de Arte Contemporáneo

Fue agradable hacer mi primera exposición de esa escala en un museo que está a diez minutos de mi estudio, trabajando con gente cercana. Desgraciadamente, falta la conexión que pueda llevar tu trabajo desde allí a otros lugares.

 


Orientales. 2014

Imagen cortesía del artista

 

Entrevista realizada a José M. Pereñiguez  por Javier Martín en septiembre de 2014.

Más información: www.galeriarafaelortiz.com/artistas/j_m_pereniguez/about.htm

 

 

Powered by Bullraider.com