Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Oteiza. Galería Michel Mejuto

Oteiza. Galería Michel Mejuto

 

oteiza

 

Galería Michel Mejuto, calle Juan de Ajuriaguerra, 18, Bilbao

Exposición: del 24 de mayo al 27 de julio de 2018

Inauguración: jueves, 24 de mayo a las 20h.

Texto catálogo: Alfonso de la Torre

 

JORGE OTEIZA:

DADOS PENETRAN EN LOS OJOS

(FRAGMENTO)

 

¿Y no resulta extraño que el autor de una obra con un notorio componente racional, líneas y formas, espacio, proclamase el valor supremo del espíritu, la condición religiosa de la conciencia visual?    Combate, Jorge, consigo mismo, con su pensar y, entre reconciliación o alejamiento, ilusión versus máscara, su obra se eleva al modo de un espacio vivo, inmerso en un equilibro construido entre intensidades, discusiones o acuerdos.     Inmensidad derivada de la totalidad, como dijera Richard Serra, afrontando inquieto la construcción de sus cajas, “el hombre midiendo siempre”.    Preguntas sobre las preguntas, es como si aquella inquietud del escultor hubiese sido dotada de un don extraordinario, el de la quietud, una quietud poblada claro está por tensiones.   Calma en la tensa nada.   Tal una toma de posición la actitud de Oteiza quien, pensando en la escultura, deja atrás esta para establecer una reflexión sobre el artista y, en términos más amplios e imperecederos, sobre el sentido de la creación.

“El hombre inmovilizando siempre”: veo a Oteiza, con extraordinaria acuidad pensando, al cabo la visión muestra una posición del artista, en tanto construye sus recintos leyendo de soslayo de lo espiritual en el arte, delimitando espacios devenidos propuestas metafísicas que parecían entonces hacer patente el futuro, del mismo modo al que explica Piglia que leía Kafka: concentrando la mirada, invirtiendo la motivación y estableciendo nuevas correlaciones para, de este modo, tentar una nueva versión en el espacio.   Las sirenas tienen un arma más terrible que su canto: su silencio, dice Kafka.    Invertidas las relaciones, la visión establece nuevas que, privilegio del ver, en tan radicales condensaciones, llevan la visión al límite en un orden nuevo nacido de la inversión del sentido original, tal una efectiva visibilización de la imposibilidad.

Alfonso de la Torre

 
Powered by Bullraider.com