Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Eusebio Sempere y Abel Martín. La música de los números que no existen

Eusebio Sempere y Abel Martín.

La música de los números que no existen


eusebio sempere y abel martin. la musica de los numeros que no existen

Inauguración, jueves 5 de abril a las 12h.

Nota de Prensa

Las creaciones gráficas de Eusebio Sempere se aproximan a doscientas obras. El MACA posee una colección importante de estampas calcográficas, litográficas y serigráficasde Eusebio Sempere, estampadas por su compañero Abel Martín.

En la Calcografía Nacional se presentan nueve carpetas de serigrafías de Eusebio Sempere, que recorren la trayectoria vital del artista y de Abel Martín, y ponen de manifiesto la colaboración, la unión y la comunicación espiritual de ambos. Sempere fue el creador de las formas y de los colores que Abel Martín, excelente estampador, plasmaba sobre el papel mediante la superposición de pantallas de seda, una por cada uno de los colores empleados, a veces más de cuarenta.

Las Cuatro Estaciones de 1965, Álbum Nayar de 1967, Libro Alarma, Transparencia del tiempo o La Alhambra de 1977, Homenaje a Gabriel Miró de 1978, La luz de los salmos de 1980, Cántico espiritual de 1982 o la carpeta póstuma de Las cuatro estaciones de 1988, que acabará Abel Martín en solitario, conjugan la magia de los números que no existen con la literatura precisa para cada línea. Todas las carpetas se acompañaron de textos literarios, experimentales, vanguardistas, clásicos o místicos. Pedro Laín Entralgo, Julio Campal, José Miguel Ullán, Edmond Jabés, los poetas árabes de Granada, Gabriel Miró, los salmos bíblicos o san Juan de la Cruz, presentados a su vez por Rafael Alberti, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre o Juan Cantó, palabras prendidas en las formas y colores que inspiran a las almas el deseo de quedarse allí y tomar asiento.

Las cuatro estaciones (1965)
Primera de las carpetas gráficas de Eusebio Sempere, Las cuatro estaciones fue editada por la galería Juana Mordó de Madrid, con una tirada limitada de 50 ejemplares. Se compone de cuatro serigrafías estampadas por Abel Martín y el propio autor, acompañadas cada una de ellas por un poema de Pedro Laín Entralgo. La carpeta se presentó por primera vez en la exposición individual de Eusebio Sempere en la galería Juana Mordó del 27 de abril al 15 de mayo de 1965 y posteriormente en Alicante, en la sala de Arte de la Caja de Ahorros del Sureste de España. 

Álbum Nayar (1967)
Esta segunda carpeta fue editada por la galería Juana Mordó con una tirada de 50 ejemplares. Consta de cuatro serigrafías de Eusebio Sempere estampadas por Abel Martín y cuatro poemas de Julio Campal, poeta uruguayo afincado en España y fallecido al año siguiente de la edición de la carpeta.

Libro Alarma (1976)
Se trata de un proyecto peculiar concebido por José-Miguel Ullán, Eusebio Sempere y Abel Martín, según una idea del primero. Sin llegar a ser una carpeta, pero tampoco una serie exenta, ocho serigrafías de Sempere ilustran los poemas visuales de Ullán que, como las serigrafías, fueron estampados por Abel.

Transparencia del tiempo (1977)
Esta cuarta carpeta de la obra gráfica de Eusebio Sempere fue editada por la galería Carmen Durango de Valladolid, como segundo número de la colección “Marzales. Monografías de artistas contemporáneos”.
Las cinco serigrafías que la componen fueron estampadas por Abel Martín entre los meses de febrero y abril de 1977, presentándose en otoño de ese mismo año en la galería editora. La edición constó de una tirada de 95 ejemplares, agrupados en carpetas que presentan las serigrafías junto con once páginas de texto que contienen cuatro poemas en prosa del poeta egipcio Edmond Jabès en versión castellana de José-Miguel Ullán.

La Alhambra (1977)
La quinta carpeta de obra gráfica de Sempere se comenzó a estampar en Madrid en 1972 y se dio por terminada en Barcelona, el 23 de diciembre de 1977. Fue editada por las fundaciones Rodríguez-Acosta de Granada y Juan March de Madrid, con la colaboración de la Fundación de la Alhambra de Granada. Consta de nueve serigrafías de Sempere estampadas por Abel y trece hojas de texto que incluyen el Pórtico del poeta Rafael Alberti y nueve fragmentos de casidas arábigo-andaluzas escritas por Ibn ‘Atiyya, Ibn Bayyā’, Ibn Sāra, Abū Bakr B. Hišām, Ibn Zamrak, Ibn Razin, Ibn al-Zaqqāq (con dos) e Ibn Šuhayd; en versión castellana realizada por los arabistas Emilio García Gómez y Emilio de Santiago Simón. La tirada fue de 110 ejemplares. Junto con las serigrafías se encartaron nueve diseños geométricos impresos a una tinta sobre papel vegetal realizados por Sempere en el Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid, en 1972.

Homenaje a Gabriel Miró (1978)
Editada por la galería Italia de Alicante, la sexta carpeta de obra gráfica de Sempere se compone de ocho serigrafías estampadas por Abel Martín, un poema introductorio escrito por Gerardo Diego y ocho fragmentos de textos de Gabriel Miró, extraídos de sus obras Las cerezas del cementerio (1910), Niño grande (1922), Dentro del cercado (1916), Corpus y otros cuentos (1951), Nuestro padre san Daniel (1921), El humo dormido (1919, dos fragmentos) y La novela de mi amigo (1908), escogidos por Elena Escolano y Eusebio Sempere. La edición consta de una tirada de ciento diez ejemplares. 

La luz de los salmos (1980)
La luz de los salmos fue editada por el propio artista e incluye siete serigrafías que Abel Martín estampa sobre papel pergamino, un comentario de Juan Cantó Rubio y siete fragmentos bíblicos impresos en hebreo y en castellano, extraídos respectivamente de los Salmos número 17 (29), 18 (6), 28 (8), 49 (1), 77 (14), 111(4) y 134 (7), seleccionados por Sempere y Juan Cantó. Se realizó una tirada de noventa y siete ejemplares.

Cántico espiritual (1982)
Esta octava y última carpeta de la obra gráfica de Eusebio Sempere en vida, fue editada como la anterior por el propio artista. Concebida como un álbum que ilustra los textos de san Juan de la Cruz, está compuesta por siete serigrafías, con una presentación de Vicente Aleixandre (reproducción de una carta del poeta dirigida a Sempere y fechada en Madrid, 2 de junio de 1982) y siete fragmentos extraídos de las Canciones espirituales de fray Juan de la Cruz, en concreto de las Canciones 4, 11, 14, 15, 21, 32 y 35. Los textos de las canciones reproducen el manuscrito del poeta. Cántico espiritual se presentó al público el 17 de febrero de 1983, en el Museo de Bellas Artes de Santander, y el 31 de mayo, en la galería Tórculo de Madrid, coincidiendo con la presentación del catálogo razonado de la obra gráfica de Sempere que elaboró Fernando Silió.

 


Powered by Bullraider.com